Vía verde del Cidacos

Características: Camino de antiguo ferrocarril de 34 km en 2 etapas.

Valores Naturales: Paisajes de transición del Valle a la Sierra. Cortados fluviales del río Cidacos y Peñas de Arnedillo con una importante colonia de buitres y aves rupícolas

Breve reseña histórica: En la década de 1920 comenzó la construcción de un ferrocarril de vía estrecha para dar salida a los productos mineros, industriales y agrícolas del valle del Cidacos. Además, un ramal de 5 km hasta Préjano permitía transportar sus minerales. En 1947 se terminó la construcción del ferrocarril, pero su explotación arrastró gran crisis hasta que fue definitivamente clausurado en 1966. En 1998 se recuperó como vía verde gracias al Ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno de La Rioja. Un año después, el gobierno regional asumió su prolongación hasta Préjano.

Etapa 1: Calahorra-Arnedo

Recorrido: Calahorra-Apeadero del río Livillos-Estación de Autol-Quel-Arnedo.

Distancia: 20,8 km.

Duración: 5 horas y 30 minutos.

Valores Naturales: Valle del río Cidacos con un paidaje en el que aparecen cultivos de secano de carácter mediterráneo con olivos, almendros y viñas, y matorrales adaptados a suelos áridos con yesos y sales con especies como el albardín (Lygeum spartium). Junto al río encontramos huertas y sotos de álamo blanco y chopo, y a partir de Autol, aparece una interesante alineación de cortados de conglomerados y areniscas de gran interés para las aves rupícolas.

Descripción: La vía verde da comienzo en el Parque del Cidacos, de donde parte en dirección a la autopista. Es este un tramo compartido con vehículos que acaba en una pequeña área recreativa donde podemos encontrar los restos de un acueducto que traía agua de la Sierra de La Hez a la ciudad romana de Calagurris.

A partir de aquí la vía verde va paralela a la carretera LR-134 y después de algo más de 6 kilómetros se llega a un área recreativa con fuente donde se encuentra el antiguo apeadero del Río Livillos.

El camino sigue paralelo a la LR-282 y antes de la entrada a Autol, cruza la carretera para seguir por un tramo compartido con vehículos y atravesando un polígono industrial llega al área recreativa de la antigua estación de Autol donde puede encontrarse otra fuente. Poco después se introduce en el túnel de Gollizo, de 575 metros y con iluminación artificial, a cuya salida cruza sobre la carretera de Autol a Quel, la LR-115, y nuevamente por un tramo compartido con vehículos se recorre la zona de huertas de la ribera del Cidacos.

A la entrada de Quel, el recorrido se desvía a la izquierda atravesando la localidad por un paseo junto al río. Tras pasar las piscinas nos incorporamos de nuevo al trazado original de la antigua vía que viene de Quel y se dirige por la vega del Cidacos hasta Arnedo.

Para evitar la zona urbana de esta localidad y tras pasar detrás de una gasolinera, el trazado gira bruscamente a la izquierda y discurre entre caminos de acceso a huertas. Así se llega al puente de la carretera LR- 123 y, pasándolo por debajo, llegamos al inicio del parque del Cidacos.

Etapa 2: Arnedo-Arnedillo

Recorrido: Arnedo-Antigua Estación de Herce-Antigua Estación de Santa Eulalia- Arnedillo.

Distancia: 13,5 km.

Duración: 3 horas y 45 minutos.

Valores Naturales: Zona de transición de la vega del Cidacos a la Sierra, con un paisaje que va pasando de un entorno cultivado con huertas y alamedas junto al río a los abruptos relieves de las Peñas de Arnedillo que albergan la mayor colonia de buitres de La Rioja. Junto al río aparece también una interesante alineación de cortados fluviales de areniscas y conglomerados entre Herce y Arnedo, de gran singularidad paisajística e importante para las aves rupícolas. La parte final del recorrido se adentra en el espacio de la Red Natura 2000 "Peñas de Arnedillo, Peñalmonte y Peña Isasa" que agrupa a la ZEPA (Zonas de Especial Protección para las Aves) y al LIC (Lugar de Interés Comunitario) declarados anteriormente con el mismo nombre.

Descrpción: Al llegar al parque del Cidacos, se sigue por el paseo del parque junto al río. Al final se cruza un pequeño puente de madera y la vía discurre sobre un camino que recorre la margen izquierda del Cidacos.

Dos kilómetros adelante, a la izquierda del camino, aparece una moderna pasarela que permite acceder al Monasterio de Vico. Dejando este desvío la vía vuelve al trazado original que discurre por un tramo compartido con vehículos de algo más de un kilómetro hasta llegar a Herce. Aquí se puede encontrar una fuente y el edificio restaurado de la antigua estación de la localidad.

Pasado Herce la vía verde atraviesa una ampplia vega de huertas y cruza el río Cidacos sobre un puente. A partir de aquí el trazado se eleva lentamente y a la altura de Santa Eulalia cruza la carretera que se va a Préjano, discurriendo por algunos tramos en trinchera. Al final de este tramo aparece a la izquierda el cruce donde se puede tomar la variante de Préjano.

Pasado el cruce de Préjano, la vía verde va próxima a la carretera LR-382, atravesándola en 3 ocasiones, llegando a un mirador sobre un montículo, que permite tener buenas panorámicas del valle del Cidacos, de las Peñas de Arnedillo y de la alineación de cortados de Santa Eulalia.

En las proximidades de las Peñas de Arnedillo donde podemos visitar el Mirador del buitre, el trazado cruza el río Cidacos por un puente para adentrarse en un último túnel que sale a Arnedillo donde finaliza la vía verde en la antigua estación que hoy forma parte de los edificios de las piscinas municipales.